A medida que comenzamos a cerrar el año, una pregunta común que recibo de los propietarios de negocios por primera vez es: “¿Cómo deduciré mi costo inicial?” Antes de entrar en la explicación de cómo informar gastos, primero entendamos qué llama “costo de inicio” la IRS. Los gastos en los que incurre durante las etapas de planificación de su negocio y antes de la apertura real de su negocio se consideran gastos de inicio.

Algo más para recordar es que la IRS no lo considera un negocio hasta que haya recaudado el primer dólar en ingresos comerciales, lo que me lleva al punto principal de este artículo:

Una vez que hayas generado ingresos, podrás informar tus gastos iniciales de la siguiente manera: puedes reclamar hasta $5,000 en costos iniciales, más $5,000 adicionales en costos de organización, siempre que tus gastos para ese año sean no más de $50,000. Si tus gastos del primer año son más de $50,000, tendrás que hacer un cálculo diferente. No te preocupes: tu contador y la mayoría de los programas de impuestos pueden realizar estos cálculos de manera eficiente.

Entonces, ahora sabes que la IRS te permite informar los primeros 5k, pero ¿qué pasa si gastas más de 5k para comenzar? Entonces, tendrás que amortizar una parte de tus gastos durante 180 meses. Aquí hay un ejemplo: supongamos que gastaste 35k entre enero y julio de 2019, todo en preparación para su gran inauguración o lanzamiento de tu aplicación. En agosto, finalmente abriste tus puertas y ahora estás generando ingresos. Según lo que aprendimos anteriormente, la IRS te permitirá informar los primeros 5k, y los otros 30k se deducirán de tus impuestos durante 15 años.

Ahora que conoces las partes complicadas de la deducción del costo inicial, los gastos reales que se pueden reclamar incluyen: 

  1. Espacio de oficina
  2. Seguro de negocio
  3. Bienes raíces
  4. Cartas de negocios
  5. Honorarios profesionales
  6. Activos comerciales 

Los restaurantes obtienen sus propias categorías debido a su costo y popularidad.

Estos son los conceptos básicos, y pueden volverse más complicados a medida que gastas más dinero al comenzar o si operas como una asociación. Consulta con un profesional de impuestos para asegurarte de reclamar tu costo inicial correctamente durante tu primer año, y poder amortizar completamente todos tus gastos con el tiempo.

Si necesitas ayuda con tus impuestos, libros o deseas crear un plan para ahorrar en impuestos, programe una consulta gratuita con uno de nuestros expertos hoy. 

Write A Comment